LA ENERGÍA SANADORA DE LOS CRISTALES

Las gemas son pura energía y son organismos vivos, pues cada una es única, tiene vibraciones y ondas diferentes y por eso aportan frecuencias energéticas específicas.

A continuación, te presento una guía de consulta donde encontrarás qué mineral es de gran ayuda para activar, sanar, desbloquear o incrementar el intercambio energético entre tu cuerpo físico y el cuerpo emocional.

Cristales y el cuerpo emocional

Ayudan a generar, activar, y sanar estados energéticos.

Amor: Cuarzo rosa, rodonita, rodocrosita, kunzita, ópalo rosa.

Tranquilidad, paz interior y serenidad: Sodalita, amazonita, aguamarina, cianita, selenita, angelita, turquesa, crisocola.

Abundancia y prosperidad: Citrino, pirita, jade, calcita amarilla.

Protección: Labradorita, turmalina negra, onix negro, obsidiana, azabache, ojo de tigre.

Sabiduría: Jade verde, esmeralda, rodonita, zafiro.

Transmutación (Transformación): Amatista, moldavita.

Sanación y bienestar: Cuarzo cristal, jade verde, cuarzo verde, prehnita.

Cristales y el cuerpo físico

Ayudan a equilibrar, estimular o calmar órganos y sistemas. Pon el cristal sobre o cerca del área de tu cuerpo que corresponda.

Cerebro: Ámbar, Turmalina verde, Berilo, Ágata azul.
Oído: Ámbar, obsidiana negra y copo de nieve, celestina, rodonita, calcita naranja.
Ojos: Aguamarina, berilo, calcedonia, crisoprasa, zafiro, celestina, ojo de tigre.
Dientes: Aguamarina, cuarzo rutildado, fluorita.
Cuello: Aguamarina, cuarzo cristal.
Garganta: Aguamarina, sodalita, amatista, lapislázuli.
Tiroides: Aguamarina, sodalita, azurita.
Hombros: Selenita
Corazón: Cuarzo rosa, kunzita, rodocrosita, rodonita, jade verde.
Tejido muscular: Magnetita.
Pulmones: Berilo, turmalina rosa, peridoto, rodonita, kunzita, lapislázuli, turquesa, rodocrosita, crisocola, esmeralda, morganita.
Bazo: Ámbar, Aguamarina, azurita, calcedonia.
Estómago: Fluorita verde, ágata fuego, berilo, citrino, ojo de tigre, calcita amarilla.
Intestinos: Berilo, citrino, ojo de tigre, peridoto, calcita naranja.
Vejiga: Topacio, calcita naranja, ámbar.
Páncreas: Crisocola, ágata azul.
Riñones: Aguamarina, berilo, hematites, nefrita, cuarzo rosa, citrino, calcita naranja, moscovita, cuarzo ahumado.
Vesícula biliar: Cornalina, jaspe, topacio, citrino, cuarzo amarillo, ojo de tigre, calcedonia.
Hígado: Aguamarina, cornalina, granate, jaspe rojo, charoita.
Piel: Azurita, jaspe marrón, jaspe verde.
Huesos y articulaciones: Amazonita, pirita de hierro, fluorita, azurita.
Pies: Onix negro, cuarzo ahumado.
Columna vertebral: Granate, labradorita, turmalina.
Sistema reproductor femenino: Piedra luna, cornalina, crisoprasa, unakita.
Sistema reproductor masculino: Topacio, cornalina, crisoprasa.
Sistema circulatorio y sangre: Granate, jaspe rojo, amatista, hematites.
Sistema nervioso, tejido neurológico: Ámbar, jade verde, lapislázuli, turmalina verde, selenita, angelita.
Glándula pineal: Moldavita, fluorita.
Sistema endocrino: Amatista, jaspe amarillo, turmalina rosa, ágata fuego.
Sistema inmune: Amatista, turmalina negra, lapislázuli, turquesa.
Metabolismo: Amatista, sodalita.

Los cristales son herramientas energéticas de sanación, NO reemplazan tratamientos dados por la medicina tradicional. Ten en cuenta esto si eres un paciente medicado.

Lo más importante en el uso de estas herramientas es CREER en ti, en la energía que la naturaleza nos ofrece y aumenta tu disposición para sanarte. El poder para sanarte reside en tu interior.

Con amor, Bea

Publicado en Vida Saludable y etiquetado , , , , , , , .